Cartógrafos mallorquines

No hay duda de que Llull dio las bases matemáticas a los cartógrafos de Palma de Mallorca que se asentaban al lado de la Fortaleza Gomera, el antiguo castillo árabe y posteriormente templario, de la isla.

fig5Pero el sistema cartográfico islámico (llulliano) obliga a tener un sistema de coordenadas como el de la figura, de meridianos, y de líneas que van del polo Este al Oeste como se muestra en la figura, la forma de navegar con ese sistema es, evidentemente, muy sencilla, pero ¿como se trazan mapas de las posiciones de ciudades y puertos terrestres?: Con el cuadrante trigonométrico.

el-triangulo-esferico-de-colon-04

Vemos la relación geométrica existente entre la longitud y la longitud del occidente, así que conociendo el valor de la longitud y la latitud es calculable por trigonometría esférica la longitud del occidente y la línea lestegüeste donde está medida y situarlas sobre un plano. Los portulanos mallorquines provienen de tablas de longitudes y latitudes similares a las de Ptolomeo.

Además, debido al comercio de los mercaderes judíos por todas las tierras conocidas eran, en su época, los mapas con mejor información en cantidad y exactitud de ahí la demanda que en la segunda parte del siglo XIV experimentaron los talleres cartográficos mallorquines.

Pero en 1391 el arcipreste de Écija llamó a una “cruzada” contra el judaísmo que prendió como la pólvora y arrasó la mayoría de los barrios judíos peninsulares, hasta que en julio llegaron los esbirros a Mallorca, coincidiendo con una revuelta de los campesinos locales, y el 3 de agosto (atención a la fecha) arrasaron el call mallorquín, dejando vivos únicamente a quienes se convirtieran instantáneamente al cristianismo, pero arrasando todo cuanto encontraban a su paso. Muchos cartógrafos emigraron de la isla.

En el siglo siguiente el infante de Portugal, Enrique el Navegante determino que el reino debía expandirse por el Atlántico y llevo a Sagres a un cartógrafo llamado Jacome de Mallorca que generó una escuela de cartografía lusa que se mantuvo a lo largo del siglo XV, pero cuyos trabajos desaparecieron en uno de los múltiples incendio por los que ha pasado la capital portuguesa.

Si no hay más evidencias Colón sólo pudo aprender la cartografía de Llull en Mallorca o en Portugal, y desde luego no hubo tiempo desde su llegada a Lisboa hasta la teórica presentación de su plan “descubridor” a Juan II para alcanzar el  nivel de conocimientos que ha dejado demostrados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s