Tres triste naves.

Pedro Mártir de Angleria en una de sus epístolas recién llegado Colón de su primer viaje escribió: «Hace pocos días ha vuelto de las antípodas occidentales cierto Colono (… Cristophorus quidam Colonus…) de la Liguria, a quien casi con repugnancia confiaron mis reyes tres naves para ese viaje…»

Como buen escritor al servicio del Poder, el italiano miente como un bellaco. Tenemos en Portugal un maestro cartógrafo “especial amigo” de Juan II, lo que supone un taller bien equipado, clientes importantes posibilidad de ampliar la cartografía con las expediciones portuguesas a lo largo de África y de repente abandona todo eso para presentarse en el monasterio de la Rábida como emigrante genovés con origen en Génova (con un niño muy niño) para hablar de cosmografía con el portero y decirle que pretende presentar a los Reyes un proyecto de viaje al Oriente por el Occidente.

Y encima el italiano dice que los Reyes le concedieron tres naves con repugnancia; si un cartógrafo portugués amigo de Juan II visita a los Reyes es porque estos necesitan de sus servicios del cartógrafo y no a la inversa.

¿Y para que necesitan los Reyes a un cartógrafo? Evidentemente para estudiar un mapa ¿Les interesaba a lo Reyes unas tierras supuestamente semejantes a las Canarias situadas a 51º al Oeste de éstas? Parece muy difícil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s